De acuerdo con el proyecto del Área de Formación y Orientación con el cual se resalta el trabajo entorno al desarrollo de la memoria histórica que se evoca desde las nuevas dinámicas en las cuales se está desarrollando el quehacer educativo, generando así una comprensión de los elementos que comprenden los fenómenos sociales y así mismo se establezca una interrelación entre el pasado, presente y futuro. Es por ello que el desarrollo de la conciencia histórica en los estudiantes será clave para la construcción de saberes, de tal forma que conciban su papel como seres humanos capaces de dinamizar las transformaciones del mundo contemporáneo. De igual manera, se considera que los niños, niñas y jóvenes deben comprender el conocimiento histórico como fruto de métodos específicos que los historiadores han utilizado en su labor científica, a los cuales los estudiantes pueden acceder, a la consulta de diversas fuentes como: primarias, escritas, audiovisuales, documentales, de cultura material, las historiográficas y contrastarlas para acercarse al conocimiento científico.

Así mismo, potenciar no solamente los contenidos y habilidades cognitivas sino también las procedimentales y actitudinales (valorativas y socializadoras). Así mismo, comprender como las dinámicas actuales, la realidad colombiana se encuentra en una coyuntura social en la cual se está gestando un postconflicto, el cual desde las aulas debe responder y fortalecer los vínculos entre los estudiantes, los cuales se encuentran en una constante formación. Propiciando espacios en los cuales exista un dialogo de saberes encaminados a la compresión del otrocon el fin de construir una sociedad inclusiva generando relaciones interculturales con comunidades indígenas y afrocolombianas, caracterizadas por la igualdad, respeto y desde el trabajo cooperativo.